Las cuatro “P” del marketing jurídico

Si en el periodismo toda noticia se rige en base al cumplimiento de la regla de las cinco W, el marketing jurídico sustenta su esencia en la norma de las cuatro “P”.

Los Pilares del marketing jurídico

El marketing jurídico apoya su razón de ser en las pautas generales del marketing, en este caso, aplicadas al sector jurídico y, muy especialmente, a la actividad profesional del abogado. Su objetivo es la captación de nuevos clientes mediante técnicas que logren “presentar algo a alguien” de forma eficaz y para ello lo mejor será comenzar por conocer las regla de las 4 “P” del marketing jurídico, es decir, los pilares esenciales sobre los que se sustentan todas las acciones encaminadas a incrementar visibilidad y así lograr la captación de nuevos representados. Estas 4 “P” son Producto, Precio, Lugar (Place en inglés) y Promoción. Legadoo.com es una gran plataforma que proporciona ayuda en el marketing jurídico en Internet.

Producto. Responde a la cuestión qué se ofrece. Se trata de explicar los servicios que un abogado ofrece sin limitarse a la generalidad de “defender los intereses legales de mi cliente”. Es necesario segmentar el producto definiéndolo de una forma adecuada y atractiva de tal forma que pueda dar respuesta a los problemas para los que cada cliente busca ayuda.

marketing para abogados, procuradores, peritos

marketing para abogados, procuradores, peritos

Precio. Es el valor económico de los servicios prestados y como tal, depende de múltiples factores, incluido el precio medio de tus colegas de profesión; en ocasiones, un precio excesivamente bajo puede provocar desconfianza. Definir el precio de una forma detallada y adecuada es garantía de éxito.

Place (lugar): una vez definidos los servicios prestados (producto) y su precio, podrás determinar el público al que va dirigido y, por tanto, las plataformas más adecuadas para llegar hasta el público objetivo. Por ejemplo, para un abogado matrimonialista, Tuenti, cuya mayoría de usuarios cuentan con edades por debajo de los 25 años, no es la plataforma más adecuada.

Promoción: no es suficiente con “estar”, es necesario comunicar, transmitir, incrementar visibilidad… Y para ello será imprescindible emprender campañas de promoción: marketing directo, venta personal, anuncios en redes sociales, campañas AdWords, etcétera.

Aunque hay especialistas que añaden otras “P”, estas son las esenciales para emprender una campaña y estrategia a largo plazo de marketing jurídico que permita la captación de nuestro clientes.

Esta entrada fue publicada en Marketing jurídico y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *