El marketing jurídico en la actualidad

El imperativo de adquirir presencia en Internet es una realidad actual que sacude a los bufetes de abogados. Los despachos han tomado conciencia de la necesidad de promocionar sus servicios a través de la red, diferenciándose de la competencia y construyendo una imagen de marca que adquiera prestigio. Por este motivo, el marketing jurídico presenta, en la actualidad, un constante incremento de las actividades que se desarrollan en el entorno digital.

 
La elaboración, publicación y difusión de contenidos a través de Internet encabeza la lista de herramientas de marketing jurídico más utilizadas a día de hoy para optimizar la reputación de los bufetes y conseguir nuevos clientes. Es la actividad que se conoce como desarrollo de contenidos, que se resume en la generación de información útil que demandan los clientes actuales y los potenciales a través de páginas web, blogs o redes sociales, entre otros.

servicio_legal
Continúan sumándose al espacio digital páginas de nueva creación. Un alto índice de despachos permanecen sin tener sus propias web por lo que, en estos momentos, se están desarrollando los denominados sitios 2.0, que son páginas optimizadas para la interacción con las plataformas sociales.

 
Se percibe, también, un incremento de los directorios del sector, muchos de ellos de nueva generación que, además de ofrecer los listados para la localización de letrados, desarrollan el posicionamiento en buscadores, ofrecen la posibilidad de publicar noticias, anuncios y vídeos así como la opción de participar en foros especializados.

 
El aumento en el número de usuarios que utilizan las tablets y smartphones provoca la demanda de nuevas aplicaciones en el sector legal, por lo que los despachos siguen en la búsqueda y desarrollo de apps que puedan resultar interesantes para su público objetivo.
En la lista de las herramientas de marketing jurídico con mayor relevancia en la actualidad permanece con fuerza el uso de las redes sociales. Estas plataformas se consagran como grandes fórmulas que permiten no solo promocionar los servicios y la imagen de marca de los bufetes, sino también establecer la comunicación directa y continua con los usuarios, así como conocer, de primera mano, cuáles son sus necesidades e intereses.

 
La formación orientada al desarrollo del negocio adquiere, cada día, más relevancia y presencia en el sector legal. La formación en conocimientos que permitan incrementar las ventas aumenta entre los abogados que encuentran en ella alternativas para conseguir un mayor número de clientes.

Esta entrada fue publicada en Marketing jurídico. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *